Amigos al wok

Llegó diciembre y comenzó la cuenta regresiva para fin de año: ¡la carrera por juntarse antes de que se vaya 2019! Jugatela y se el anfitrión de la comida con este menú.

No puede haber mejor plan que un festejo casero: en esta época salir es un caos. Si sos de los que no aguantan las listas de espera (ni las mesas grandes a tu alrededor), la mejor es armar una juntada más íntima para el grupo. Te tiramos ideas para resolver el morfi con dos cosas: un wok y muchas cervezas.

En Asia, los puestos callejeros más auténticos se centran en la sencillez y el sabor. Nosotros vamos a hacer lo mismo. ¿Las compras? Muy simple. Si estás en Buenos Aires, podés darte una vuelta por el Barrio Chino y de paso pasear y descubrir ingredientes. Las bebidas, pedilas online. Si justo tenés que renovar cristalería, o querés tener stock para los brindis, elegí los packs con copas. ¡Las de Andes vienen con la A de amigos! Y de paso le haces un regalito navideño a la casa: te quedan como vajilla de todos los días.

Primero lo primero: servite una birra para cocinar

No solo es canchero abrir el vino antes de la comida y cocinar con una copa al alcance de la mano. También vale hacerlo con una cerveza, para ir entrando en clima de disfrute.

Si alguna vez te regalaron un delantal de cocina ponételo (o pedíselo a papá Noel , con el gorro… así pelás un look sexy cuando cocines para tu medio limón). Antes de arrancar, lo importante es el mis en place, es decir la organización de todos los ingredientes que llevará tu wok. Con esta pre-producción armada, incluso podés cocinar en vivo con tus amigos si ya dejaste todo dispuesto. El salteado al fuego es muy rápido.

Vamos a preparar gastronomía asiática, una de las culinarias que más creció este año en materia de restaurantes. Los argentinos somos fans. Pero también lo somos de la fusión, así que improvisamos unos toques mediterráneos.

¿Qué necesitás? Si no tenés un wok no pasa nada, puedes usar cualquier sartén. Arroz o noodles como base, algunas verduras, la proteína que elijas y salsas. Imprescindibles: soja y teriyaki. Para armonizar, pensamos en cuatro variedades de cerveza. Los sabores agridulces de la gastronomía oriental maridan a la perfección con una cerveza ligera bien fría. Sí, equipate con rubia, roja, IPA y negra de Andes Origen, la birra mendocina elaborada con agua de deshielo y pura malta tostada.

Wok de pollo al limón con romero

Antes que nada, hay que cocer el arroz y adobar la pechuga que se cortará en cubitos. Dorá ajo y pimientos. Terminalo con dados de aguacate para darle cremosidad. Y unas escamas de coco rallado para el toque exótico. Para beber, una Andes Rubia, estilo american pilsner. Maltosa y refrescante, de amargo y cuerpo medio, con leve aroma a lúpulo y a cereal. De color dorado brillante. Es la mejor esposa de carnes blancas con aliños aromáticos. Se bebe a 4/ 6 °C.

Noodles vegetarianos

Lo mejor de esta receta, además de su sabor, es que se prepara en 15 minutos. Cortá en bastones todas las verduras que te gusten: berenjenas, zanahorias, calabacín. Los champis siempre suman. Saltealas con jengibre en polvo, agua y soja. Mientras, cocina los noodles en abundante agua hirviendo durante unos 5 minutos. Después de colarlos, echalos en el wok para que se integren con los demás ingredientes. Agregar tomate rallado. Acompaña una Andes Roja, la gran aliada de las pastas (fideos chinos en este caso) y salsas rojas. De color ámbar cobrizo, leve acidez y final seco. Amargo medio y cuerpo intenso. Esta Vienna Lager, tiene un suave aroma a caramelo. También se toma a 4/ 6 °C.

Arroz frito con cerdo marinado

El cerdo es una carne que se beneficia mucho de una cura de varias horas. Tan solo un marinado de sal y azúcar cambiará su textura. Podés sumar hierbas, especias y hasta ¡cerveza! a la salmuera. Al igual que en las preparaciones anteriores, la base de arroz blanco se saltea en el wok con el resto de ingredientes (con chauchas, arvejas, huevo) y salsa de soja. La cerveza para este plato abundante de sabores es Andes Origen Negra.

Todas las variedades de Andes Origen son aromáticas, hablan de lúpulo y cereales. En esta de estilo Schwarzbier alemán, las notas a tostado son protagonistas. Luego llega un leve dulzor, que se compensa con su cuerpo robusto en boca y un amargor medio que sella su armonía. De color negro profundo, se sirve un poco más fría, a 6/8°C.

Ipa y Pad Thai

El plato más famoso de la cocina tailandesa. La base es de tallarines de arroz, y luego, mar. Salsa de pescado, pasta de tamarindo, pimiento rojo y camarones. Sí, va con una Ipa Andina. Este estilo que tuvo como inspiración la India marida con especias y condimentos: prepará un mix de frutos secos con un toque de curry (el tradicional es el de maní) . Es muy fácil. Este topping es fundamental para terminar este plato con un crocante.

De escuela inglesa, una ipa se caracteriza por el amargor que le otorga su alto contenido de lúpulo. En Ipa Andina, El ingrediente secreto es la uva mendocina: clave para que en el paladar perciba una especie de dulzor, que a su vez hace el amargor más amigable. Esta edición limitada es ideal para acompañar platos picantones, como esta salsa de curry.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *