Qué es la coctelería consciente y tips para sumarte

Después de la alimentación consciente se viene la coctelería saludableUtilizar productos naturales de estación, elaborar los propios insumos y reducir el porcentaje de alcohol en las mezclas.

Una nueva coctelería es tendencia en el mundo. Una propuesta fuerte de los bares de Nueva York, San Francisco, Londres, París y muchas otras ciudades cosmopolitas. Otra forma de consumo, más pensada, que te cuida a vos y al planeta. También se puede aplicar a los cócteles que preparamos en casa. Como siempre se dice, uno debe ser el granito de arena. En este posteo te contamos cómo sumarse y expandir la consciencia sobre los efectos del abuso del alcohol y del consumo irresponsable.

El vaso lleno

En muchos países del hemisferio norte la ley ayuda a cumplir la buena causa: son muy estrictos con las normas y multas del alcohol al volante. Esta legislación se combina con otras sobre responsabilidad en el servicio, por lo que cada vez más restaurantes y bares agregan a su menú información sobre el tenor alcohólico de sus bebidas así como opciones especiales con bajo contenido de alcohol. Más allá del marco regulatorio, lo importante es que cada uno se pregunte qué impacto tienen sus hábitos en la comunidad, el medio ambiente y el propio bienestar. Te compartimos una guía para estar del lado de la coctelería consciente.

  • Fresco y de estación

Cuando elijas los ingredientes de tu cóctel, inclínate por los que no tengan agregado de azúcares o conservantes ni procesos químicos. Es decir, si vas a hacer un daiquiri de durazno no los compres en lata, y aprovechá que en esta época las verdulerías se llenan de esta fruta. Para las recetas que llevan jugos, descartá los que comprás envasados en el súper. ¡A exprimir naranjas! Otra muy buena es incorporar verduras frescas a los cócteles para hacerlos nutritivos. Los vegetales se llevan bien con el vodka, como lo demuestra el inmortal Bloody Mery. Las espinacas son una fuente de calcio y clorofila. Elimá el azúcar en la mixología, podés utilizar remolacha para dar el toque dulce.

  • Sí a todo lo homemade

Hazlo tu mismo. Siempre es mejor preparar de manera casera infusiones, extractos y almíbares que usarás en coctelería. De mezclas propias de hidromiel a endulzantes, macerados, bitters, ahumados y perfumes. Incluso puedes hacer vermú. También frutas deshidratadas para decorar.

Cuando elijas los ingredientes de tu cóctel, inclínate por los que no tengan agregado de azúcares o conservantes ni procesos químicos. Es decir, si vas a hacer un daiquiri de durazno no los compres en lata, y aprovechá que en esta época las verdulerías se llenan de esta fruta. Para las recetas que llevan jugos, descartá los que comprás envasados en el súper. ¡A exprimir naranjas! Otra muy buena es incorporar verduras frescas a los cócteles para hacerlos nutritivos. Los vegetales se llevan bien con el vodka, como lo demuestra el inmortal Bloody Mery. Las espinacas son una fuente de calcio y clorofila. Elimá el azúcar en la mixología, podés utilizar remolacha para dar el toque dulce.

  • Kilómetro cero

Esto aplica para todo, es decir: comprar en el mercado del barrio y el producto que provenga de la quinta más cercana. Así estarás apoyando al comercio de proximidad y a los pequeños productores. Priorizá los productos que indiquen su origen y den mayores especificaciones sobre quién lo elaboró.

  • Calidad

Elegí espirituosas de renombre y por el bien de tu salud, archivá esas bases de alcohol barato y radioactivo que además arruinan el sabor de cualquier trago. Cuanto más premium sea la marca de la bebida mejor para vos y para tu copa. 

  • Chau sorbete

Despedite para siempre de la pajita de plástico, seguramente ya lo habrás hecho si viste ese video sobre el rescate de una tortuga que tiene un sorbete insertado en una fosa nasal. Ahora la movida es usar pajitas ecológicas. Podés reemplazarla por una de metal reutilizable (sí, estilo bombilla) o de papel, que es biodegradable y viene en estampados muy onderos. Si querés fascinar a todos en tu próxima house party, serví tus tragos con pajitas de bambú: lavables, vienen con un cepillo especial para limpiarlas. Aunque sean prácticos, tampoco hay que abusar de los vasos descartables, mejor los recipientes de vidrio reutilizables: vuelven los cócteles en frascos.

  • Suplementos y superalimentos

Si elegiste dejar de consumir lactosa, en los cócteles batidos podés reemplazar la crema por leches alternativas y subirte al fenómeno de los smoothies. La de almendras da un toque único y suntuoso (bomba con el amaretto); la de coco, un guiño exótico. Una buena idea: complementar la bebida con ingredientes que fortalecen el organismo al combinar las espirituosas con maca, polen, beji berries. El cóctel se transforma en una fuente de energía y propiedades.

  • Coctelería vegana

Si no comés huevos, probá con aquafaba: este líquido en el que se cocinaron garbanzos es el sustituto de la clara para generar espuma en la coctelería. Mezclalo con gin, jugo de limas, almíbar y rúcula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *