Ipa con asado

Te contamos todo sobre el estilo de moda, sus diferentes tipos y por qué combina con chimi churri.

IPA por acá, IPA por allá. Seguro que la has visto en todas partes y te la pediste mil veces. Ya no se trata de una ola, IPA es directamente un tsunami. La birra que todos quieren. Sin embargo, muy pocos saben algo sobre ella más allá de lo que significa su sigla (India Pale Ale). En este posteo te damos los imprescindibles sobre este estilo iconico y su maridaje para los asados del verano.

Si no te va la cerveza como agua esta es la tuya. Una IPA se caracteriza por ser aromática, amarga y con cierta complejidad en el paladar. Una belleza que jamás pasa inadvertida. No solo se la ama por sus peculiaridades, su mito de origen también despierta fanatismo.

Cualquier cosa por una birra

La historia se remonta a la época de las colonias. Cuando los ingleses se establecieron en la India tenían muy clara una cosa: no iban a renunciar a su cerveza. ¿Cómo harían para tenerla disponible en la otra parte del mundo? Por aquel entonces, llevar un producto de un continente al otro podía tomar cientos de días. Había que rodear el continente africano y atravesar zonas climáticas diferentes sin ningún tipo de refrigeración. Las cervezas se arruinaban a medio camino. A partir de ahí, el viaje y la estadía se hacían mucho más largos.

El ingenio del hombre pudo más y logró lo que parecía imposible: crear una cerveza capaz de sobrevivir toda la travesía.

Receta IPA

La solución para preservarla fue tan sencilla como brillante: aumentar la graduación alcohólica y añadir una mayor cantidad de lúpulo, del que ya se conocían sus propiedades antisépticas y conservantes. Este ingrediente dio a la cerveza un sabor más amargo y un aroma intenso.
En esta época instantánea en la que vivimos, para contrarrestar, nos sale ponernos un poco nostálgicos, ir hacia atrás y rescatar el valor del origen. Así nos encontramos con esta cerveza fundamental que está en pleno revival.
A nosotros nos llega desde Estados Unidos. Fueron ellos los que la reinterpretaron en los 70 y 80 logrando que en el siglo XXI se beba en todo el globo. El fenómeno craft norteamericano rescató este capítulo de la historia cervecera y popularizó su consumo, al punto de que hoy IPA vive su momento creativo.

Se agranda la familia

La madre de este hit es la Pale Ale, una cerveza inglesa que era una versión más clara de las entonces populares Ale oscuras. Y el progenitor fue un cervecero londinense (George Hodgson) al que se le prendió la lamparita de hacerla con más graduación alcohólica y más lúpulo. ¿El resultado? Una cerveza aromática y amarga (normalmente a partir de los 40 IBUs) que mitiga poderosamente la sed. Por algo el diario Sydney Gazette la promocionó como la cerveza del verano en Australia.
El estilo se viralizó y así fueron surgiendo nuevas versiones a partir de la English IPA original:

  • American con lúpulos nativos de Estados Unidos, más agresivos y cítricos
  • Imperial con más alcohol
  • Session con menos graduación
  • Black, más oscura

Chori, chimi y chill out

Tradicionalmente se aconseja acompañar las IPA con comidas de sabores marcados, bien condimentadas. Si además tenemos en cuenta de que va genial con carnes rojas grilladas: bingo, tenemos el maridaje para una tarde fuerte de asado con chorizos power y chimi churri. Hoy se permite todo porque una IPA se la banca.
La cerveza siempre tiene un factor de contraste que en este estilo se potencia: el extra de amargor corta la grasa. Resetea el paladar.
Al armonizar, un password es “alinear”, equilibrar la intensidad de la cerveza y de la comida, para que no se opaquen. A lo complejo, dale algo complejo.
Para abrir bien arriba: una picada de queso azul, con quien la IPA comparte el aroma intenso. En esta dupla entre el tono herbal de la cerveza y el hongo del queso se tiende un puente, algo en común que las lleva a buen destino.
Luego vienen los sandwichitos de lomo con mesa de dips. Este es el plan que les gusta a todos porque cada cual se arma el suyo. En honor a la India, la musa de su origen, hicimos un chutney de mango picante. La IPA va como piña con salsas especiadas. También había mostaza al estragón que armoniza con el toque herbal de las IPA.  
El pan puede personalizarse. Nosotros compramos unas baguettes recién horneadas en una boulangerie, y no nos resistimos: le entramos antes de prender el fuego.

Cuáles probar

Por una de edición limitada: Fernández IPA. El lúpulo es el ingrediente más característico de este estilo y esta lata lo lleva ilustrado. Se trata de la cerveza de estación wet hop IPA que se elaboró este otoño después de la cosecha de lúpulo (lleva el nombre de la quinta donde se cultiva). Por eso tiene flores de lúpulo en su punto justo de madurez. Flores húmedas que no ingresan en la etapa de secado y se vuelcan directamente en la cerveza en las últimas instancias de su elaboración.
La Fernández IPA (en este posteo te la contamos en detalle) la maridamos con carnes rojas a las brasas y salsas herbales o especiadas. Otro diferencial es el agregado de malta de centeno, que le otorga un carácter cereal interesante, un color cobrizo y placer en boca.
Para probar una IPA española, la de la cervecería artesanal madrileña La Virgen. Esta birra lupulada en fresco con las variedades citra y cascade consigue un sabor cítrico y resinoso. Buen equilibrio entre la malta y el intenso sabor a lúpulo. Con 6.5% de alcohol y IBU 50/80, esta botella de 33cl es para los cerveceros más exigentes. ¡A moler especias en el mortero para una mayonesa de curry! Todos te van a preguntar cuál es el secreto que le da ese touch.

Hay una nueva IPA en el mercado, de aroma y sabor frutal: Vera IPA. Conseguila antes que nadie para degustar una New England IPA. De intenso aroma a lúpulos del nuevo mundo (Estados Unidos y Australia), lleva trigo malteado que le da opalescencia. De cuerpo medio, es altamente refrescante, con un perfume lupulado y sabor a frutas tropicales. Además, para los fans de este estilo, en Craft Society armamos el pack Vera IPA con vasos, que encima está con 20% de descuento.
¿Y qué es una Session IPA? Te respondemos con una Patagonia 24.7. Es la India Pale Ale más fácil de beber. Algo así como una IPA light pero con todas sus características. Se gestó en Estados Unidos como una variedad de baja graduación alcohólica. La interpretación argentina tiene un marcado amargor que proviene de la combinación de lúpulos patagónicos. El agregado de sauco y miel en frío lo balancean con un toque de acidez y un final fresco. Ideal para que te sirvas la carne con una salsa agridulce.

Si querés probar algunas rarezas, en Craft Society te proponemos Oranjeboom Ipa Hopped Harbor: el sueño de cualquier amante del lúpulo. Para los paladares fuertes: Birra Morena IPA, con 12 lúpulos. Refleja el estilo clásico inglés de la IPA original del siglo XVII. De color ámbar, de cuerpo suave y fresco, con notas cítricas y florales. Attenti que es una premiada: este año salió como Mejor Cerveza de Italia en la categoría English Style de World Beer Awards.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *