2 cepas para salir de la zona de confort

En uvas tintas, hay un mundo más allá del malbec.
Te presentamos otros dos varietales que la descosen.

1. Ancellotta: Alma italiana

Si preferís las propuestas diferentes, los caminos alternativos, lo que no usa todo el mundo. Si valoras la unicidad y las creaciones independientes. En vinos también se puede estar afuera del mainstream. El plan es descubrir vinos curiosos, elaborados a partir de cepas raras. Varietales no tradicionales para la historia local. Tintos que solo curten los entendidos. Probarlos es todo un ritual, el juego de abrir el paladar a lo desconocido. Eso de salirse de lo habitual también vale para el vino que tomás en casa. Te motivamos con uvas no convencionales para crear un momento fuera de lo común abriendo una botella de vino.

Con ese nombre tan tano no puede negar que es de Emilia-Romaña, donde se usa sobre todo como una uva secundaria en el famoso lambrusco. O se mezcla con la sangiovese para producir el tinto de la DOC Colli di Faneza (denominación de origen controlada). La ancellotta también se cultiva en Piamonte y Toscana. Fuera de Italia, la uva crece en muy pocos lugares, dos de ellos son en nuestro continente.

En el Estado Río Grande del Sur, se da en la región vitícola Campos de Cima da Serra, en Brasil, que la eligió como una de sus cepas principales porque le permite balancear los tintos elaborados con uvas más utilizadas, como merlot.
Con muy buenos resultados desde la planta también crece en Argentina, que es una gran receptora de la tradición vitivinícola italiana. El datazo es que en nuestro país, su superficie se viene multiplicando desde 2015, mayoritariamente en Mendoza. Y hay más: Salta ya está experimentando con ancellotta. En San Juan, donde había pocas hectáreas y se están implantando cada vez más, madura temprano y rinde muy bien. Hasta la vimos en Córdoba, en la ruta del vino de Traslasierra.

Es una uva fácil de reconocer por su hoja peculiar, puntiaguda y de brotes largos. El racimo no es compacto, más bien es suelto, y la baya, redonda, no muy grande. La fruta es oscura, y un ancellotta es de color intenso, que puede llegar a ser casi negro con ribetes violeta brillante. Siempre se la valoró por su piel. Con su alta concentración de antocianos, aporta color en los blends de tintas -hasta el doble que la malbec. Actualmente, la propuesta es superadora de su poder cromático: se la utiliza como uva principal, porque si se la maneja bien desde el viñedo también regala aromas y estructura.Ideales para guardar, pero imposibles de no tomar. Fragantes y carnosos, van muy bien con madera, su paso por barrica aporta complejidad y vainilla a las frutas rojas.

Nadie es profeta en su tierra y con ancellotta sucede lo mismo que con otros cepajes europeos: tienen mejor pasar en el nuevo mundo que en su terruño nativo. Desde Corbeau Wines, la Familia Rodríguez la cultiva en el este de Mendoza, en un escenario árido y dunas desérticas. La tercera generación de estos productores supo detectar una carencia de ancellotta en la oferta del mercado argentino. Y se animó a ir tras esta uva. Hoy elaboran Pixels Ancellotta 2018 desde viñedos propios.
Un vino fresco y listo para tomar relajando en el sillón, una noche que estés solo en casa.

Una propuesta diferente que equilibra innovación con la trayectoria y el arraigo de la bodega. Para sus hacedores, los hermanos Fran y Eduardo Rodríguez, “es un vino desestructurado, que llega para conquistar al público joven”. Para acompañar a los millenials en todas las ocasiones.

2. La sensual pinot noir

Tanto si sos un romántico como si vas a los bifes, te importará saber que el vino pinot noir fue definido como “sexo en una copa”. Voluptuoso como un perfume, agudo e impactante, es el combustible perfecto para un encuentro de a dos.
Cuando estos tintos seductores son jóvenes tienen aromas a cereza, frambuesa, grosella y frutilla. Cuando envejecen, aparece el bosque, que puede llegar con notas de vainilla y cacao aportadas por el roble. Son vinos de cuerpo ligero, redondos en boca, con taninos dulces y acidez moderada.

Es la variedad tinta que representa la excelencia de la Borgoña, donde los propios duques la tomaron como bandera para promocionar la elegancia de esta región francesa que produce los vinos más caros del mundo. ¿Sabías que entre ellos hay pinot noir?
Famosa por encontrarse en los mejores coupages de Champagne, la pinot noir también está ganando posiciones como materia prima para monovarietales.
Es una de las uvas más apreciadas a nivel global, responsable de vinos suaves y frescos. De baja carga tánica y con la chispa de la acidez. Agradable nariz frutada y buena crianza. Su racimo es de tamaño mediano, apretado y cónico. Por esta forma de piña en Francia se la llamó Pine Noir.

Dicen que cuando lograr algo te hace transpirar la camiseta se valora más, y eso pasa con ella. Costosa de cultivar, la pinot noir es una uva sensible y delicada. Su piel fina la hace muy susceptible, pero los corajudos que se lanzan a criarla y vinificarla han obtenido vinos complejos, de calidad. Su color también es sugerente: a los ojos es un rubí claro y brillante con reflejos castaños.
Una variedad de culto que transmite el terruño, por lo que da vinos diferentes según donde se cultive.
Se adapta muy bien en las regiones frías, si tiene calor pierde sus características. Por ello deslumbra en la Patagonia, donde es la uva más solicitada para la exportación.

Desde Neuquén nos llega esta obra de la Familia Schroeder: Saurus Select Pinot Noir 2018. A la vista presenta tonos rojos, que con el tiempo evolucionan a teja. En nariz se detectan flores diversas y frutos rojos, aparecen también minerales que nos hacen pensar en los fósiles de la Patagonia, su inmensidad y sus paisajes. La madera le brinda notas a cacao. En boca es redondo, con taninos amables, cuerpo medio y acidez moderada. Confirmado: en una cena de pareja la rompe, porque además es versátil y armoniza con cualquier menú que hayas pensado. De un lomo con champis para tirártela de formal a unos chicken fingers.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *