CATEGORÍAS

3 Cepas de otoño y 9 vinos para probarlas

cepas-de-otono

Las noches frescas invitan un tinto con personalidad. Cepas de otoño que se perfilan como los vinos del futuro y se vienen con todo. Cuáles pedir a domicilio cuando el mejor plan es quedarse en casa a disfrutar de una copa. 

Por Caro Cerimedo

 

Con la alta temporada de comida de cuchara y recetas más potentes, también viene el momento del tinto. Al tiempo fresco, un vino cálido. Con estructura, color seductor y nariz cautivante. Te presentamos tres uvas que son una apuesta segura en otoño y nueve vinos para saborearlas. 

 

Cepas de otoño

No todo es Malbec en el mundo del vino tinto argentino. Nuestros suelos son tierra fértil para otras variedades de uva que vale la pena aventurarse a probar. Sorprender al paladar y envolverlo con las cepas de otoño es la propuesta de este posteo. Seleccionamos vinos que funcionan muy bien en esta época del año porque tienen la concentración del vino tinto sin perder amabilidad. Potencia cromática y buen cuerpo son sus grandes atributos, que le van de diez a quesos maduros, guisos y comidas criollas. 

 

  1. Bonarda

Se viene la revancha de esta uva. Hace tiempo que varias bodegas locales están apostando por este varietal, con ejemplares que incluso han sido distinguidos en concursos internacionales, donde habitualmente, el que arrasa es el Malbec argentino. Pero…¿de dónde proviene? Aunque inicialmente fue considerada como Bonarda Piamontesa, de Italia, nuevos estudios determinan su origen en Corbeau de Savoie, Francia. Fue introducida en la Argentina con las corrientes inmigratorias de fines del siglo XIX y su cultivo se inició en la región de Cuyo. 

Uno de sus sellos característicos es la profundidad de su color. Así, la uva Bonarda se destaca por producir vinos de buen color, taninos suaves, muy frutales y de baja graduación alcohólica, algo que va de la mano con las cepas de otoño y las nuevas tendencias de consumo.  “Una ventaja es que se desarrolla bien en casi todos los climas y suelos, y por eso los productores empezaron a ver su potencial”, detalla Valeria Corredera, la sommeliere que nació en Mar del Plata y llegó a Hong Kong representando al vino argentino

Desde Dante Robino, continúa explicando cómo es esta uva: “Tiene algunas características similares a las del Malbec pero con identidad propia, más fresco y fácil de beber, y se perfila como el vino del futuro. Para conocer un poco más sobre ella, hay que saber que actualmente es la segunda variedad tinta más plantada en el país después del Malbec, y una de las más tradicionales”. Y nos invita a probar Dante Robino Bonarda: de color rojo intenso, vivaz, con ribetes violáceos. En nariz, aromas frescos a frutas rojas con dejos herbales, característicos de la variedad. En boca es muy sedoso, amplio en su expresión y de taninos dulces y suaves. Un exponente del varietal muy noble y fácil de beber. Aprovechá el pack de 6 que está con 15% off.

“La Bodega Dante Robino es pionera en elaborar un Bonarda de alta gama, con excelentes resultados como es el reconocido Gran Dante Bonarda, que el año pasado fue elegido el mejor Bonarda en el International Wine Challenge”, cuenta Valeria. Rojo intenso, se luce el perfume de las frutas rojas como frambuesas y el toque exótico y fresco del eucaliptus. El paso por barrica le aporta las notas dulces como el caramelo. Un vino voluptuoso, equilibrado, amplio en su expresión, de taninos maduros y testigo de toda la pureza del varietal que obtuvo 94 puntos en Descorchados. El pack de 6 tiene descuento del 50%. 

Por su parte, Just Fly Bonarda es de un color rubí suave y dinámico. Con aroma a frutas secas y chocolate, el primer impacto en boca es intensidad con equilibrio, algo rústico de muy agradable final. 

Otra propuesta para probar esta favorita entre las cepas de otoño en una versión muy personal es La Misión Bonarda de The FranC Wines, un proyecto de Francisco Catena en manos de la cuarta generación de esta familia emblema del vino. En este blend de cosecha manual se combinan las dos variedades tintas más típicas de la región de la bodega mendocina: Bonarda, con su color intenso y frutos rojos maduros como frutilla acompañados con notas de vainilla aportadas por la maduración del vino en contacto con madera de origen francés. Más Malbec, con sus taninos suaves y notas a dulce de ciruelas. 

 

  1. Cabernet Franc

Otra de las cepas de otoño que te vamos a recomendar es una uva tinta exótica, poco conocida en la Argentina, aunque nuestro país tiene todas las fichas para ganar con ella. Se trata del Cabernet Franc. Con menos de 1200 hectáreas plantadas (frente a 43.000 de Malbec), ya hay vinos elaborados con esta variedad que ganaron máximos puntajes en publicaciones de renombre mundial. ¿Su secreto? Regala una experiencia bien diferente del resto de los vinos del mercado, con un carácter de fruta roja y nariz herbal. Carnoso, aromático y expresivo, es perfecto para una cata en casa: nadie queda indiferente ante una copa de Franc. Menos si es Punto Final Reserva Cabernet Franc

Desde la Finca Renacer en Luján de Cuyo, esta joyita de cosecha manual con doble selección de bayas presenta un color rojo rubí profundo e intenso. Aromas a cassis y grosellas con notas de pimienta negra, menta, romero y clavo de olor. El paso por madera francesa le aporta complejidad y elegancia. Posee un buen balance entre fruta y barrica. En boca es de gran concentración e impacto dulce, con sabor de frutos negros maduros y un distintivo caramel macchiato. De taninos suaves y redondos, con buena acidez y final persistente.

Si te van los blends, Texto Súbito Malbec-Cabernet Franc con crianza en roble americano  despliega un color rojo rubí oscuro. En su aroma se destacan cerezas y especias. En el paladar, tiene un carácter aterciopelado y taninos integrados, con un toque de chocolate negro y ciruela. Su final habla de estructura y personalidad.

 

  1. Cabernet Sauvignon 

Esta vieja conocida para el paladar local -se trata de la tercera variedad más plantada del país- ofrece diversos perfiles según el origen. Precisamente, el Cabernet Sauvignon de zonas frías se perfila como la novedad a explorar en nuestro país. Fue hace unas décadas que muchas bodegas mendocinas buscaron en el Valle de Uco la posibilidad de lograr un Cabernet Sauvignon más ligero gracias al clima fresco. En la montaña, la variedad madura más lento y arriba a la cosecha con una acidez natural refrescante que marca un tono especial, al igual que los suelos pedregosos. 

Todo conjuga en un tinto único como el de Bodega Los Helechos, que nace en la región del Valle de Uco. A 1100 m de altura y rodeada por altas cumbres, encuentra condiciones excepcionales para el cultivo de nuestras uvas. Vinos que ponderan las características de su terruño por sobre todas las cosas. ¿Y cómo son las del Cabernet? Brillante, de profundo color rojo rubí. Nariz intensa y compleja en donde se destacan aromas a frutos rojos maduros y pimentón, entrelazados con notas de tabaco, chocolate y cedro.

Otro ejemplar para pedir a domicilio es Finca Magnolia Cabernet Sauvignon. De profundo color rojo, expresión frutal y presencia de especias. También se perciben delicadas notas de chocolate provenientes del roble y su crianza en barricas francesas. Otra opción con madera es Estancia Mendoza Cabernet Sauvignon Roble. Rojo intenso y profundo, en nariz se percibe pimienta negra, pimientos verdes y frutos rojos.


Si llegaste hasta acá es porque sos fan de las buenas bebidas.

¡Y tenés premio!

Disfrutá $500 de regalo para compras mín de $2.000 con el cupón

BLOG-CERVECERO

¡Salud!