Larga vida al malbec

on

En el Día Mundial del Malbec, aplaudimos a nuestra cepa emblemática y te recomendamos 4 etiquetas para que disfrutes de todos sus matices. 

 Dicen que nadie es profeta en su tierra y así le pasó al malbec. Un francés que supo hacerse grande en nuestro país. El malbec de Mendoza es genéticamente idéntico al antiguo malbec francés, que ya no existe.

Un vino de dos continentes

Lo llamaban “vino negro” por su intensidad y color oscuro, por su carácter tánico y duro. Así era conocido en Cahors, la región del sudoeste francés de donde es originaria esta uva. Una plaga de filoxera, un insecto que ataca las hojas y las raíces de la vid, provocó que el malbec de Francia se perdiera en 1863.

Por el bien de los vinómanos, unos racimos de malbec ya habían venido a la Argentina antes de que esa invasión lo arruinara todo en el Viejo Mundo. Como en un Arca de Noé, aquellos ejemplares que habían traído a Mendoza salvaron a la especie de la extinción. Al estar aislada de Europa, la uva de acá nunca se contagió y se mantuvo fiel a la original.

3

¿Por qué se celebra el 17 de abril?

Michel Pouget fue el responsable de introducir el malbec en nuestro país. Según el mito, Sarmiento (que en 1868 se convertiría en Presidente de Argentina) contrató al ingeniero agrónomo para desarrollar el cultivo de uvas en la provincia de Mendoza. El francés habría traído al país una serie de variedades europeas hasta entonces inexistentes, como el cabernet sauvignon, el pinot noir, y la que luego se convertiría en la uva embajadora de Argentina: el malbec; que creció sin parar en esa tierra arenosa que con su amplitud térmica fue una nodriza perfecta

El 17 de abril de 1853 se presentó el proyecto en la Legislatura para crear la Quinta Agronómica de Mendoza -la primera escuela de agricultura del país- donde Pouget fundaría los cimientos de la vitivinicultura nacional. 165 años después, el malbec argentino es un suceso global. 

Todos los años, en esa fecha, el mundo festeja a la uva insignia de nuestra vitivinicultura con eventos especiales, degustaciones y ferias

15

Una cepa, muchos vinos

No queda otro que seguir catando etiquetas para apreciar la diversidad que el malbec desarrolla de acuerdo al lugar donde se cultiva. Por ejemplo, Manos Negras es un vino elaborado con uvas de Paraje Altamira, en un desierto en el sur Valle de Uco que aporta altitud y días soleados, condiciones ideales para el malbec, que acentúa sabores de frutos del bosque. Ideal para acompañar carnes rojas, si lo fichás para tu próximo asado, pedite un pack de 6 unidades en Bevybar y tenés 10%off.

FullSizeRender 10

Por su parte, Extinto es un vino que nace de la selección manual de los mejores viñedos de Luján de Cuyo, Tupungato y Tunuyán. Con 24 meses de crianza en roble francés, este malbec de corte (tiene 10% cabernet franc y 5% cabernet sauvignon) de la Bodega Cruz Primero es un vino complejo, equilibrado y de gran estructura en boca, perfecto para guarda. En su aroma aparecen frutos rojos, café y vainilla.

En su finca de Vista Flores, Felipe Stahlschmidt gestó Giramundo Wines, el proyecto enológico que se propone expresar lo mejor de este terroir. Su estilo es potente, maduro en aromas y con trazos de madera. Fluidez y un final envolvente. Un tinto con carácter y sabor definido por frutos confitados que marida con carnes braseadas y los grandes clásicos de nuestra gastronomía.

FullSizeRender 11

Puro Malbec proviene de Agrelo, donde se encuentran algunas de las viñas más antiguas del país, las joyas de la abuela que alimentan su fama de ser una de las mejores regiones enológicas argentinas. Una obra orgánica de Dieter Meier para la bodega Ojo de agua que no utiliza ningún tipo de pesticida y es elaborado a partir de uvas bio-certificadas.

FullSizeRender 12

El futuro del Malbec

Es la cepa que mejor nos representa por demostrar una adaptación excelente en calidad y rendimiento, la uva que avanza en terroirs y hectáreas. Actualmente, Argentina es el primer productor de malbec mundial y aglutina el 90% del total, seguido de Chile, Sudáfrica, Australia, California y su Francia natal.

Puede ser frutal, fresco, ligero y novedoso. Tradicional, bien definido y contundente. Hoy existen diferentes tipos de malbec que contentan a todos los paladares y preferencias. Muchos de estos ejemplares son desarrollados por franceses, que hace años vienen a buscar y potenciar en Argentina la cepa que una vez tuvieron, y muchos otros son el resultado del conocimiento, la creatividad y la innovación de pequeñas bodegas y enólogos emergentes. Así, el malbec argentino continúa sumando autores, zonas y terruños de juego. ¡Salud!

19

Nota_CTA_Malbec


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *