3 buenas razones para tomarte una Grolsch

on

Innovadora desde la cuna, la cerveza holandesa es amiga del arte, de la ecología y de miles de fanáticos en todo el mundo. Descubrí 400 años de una pasión.

1.En cualquier momento, en cualquier lugar

“Mi cerveza se merece una botella especial”, declaró Theo de Groen al asumir la dirección de Grolsch. Este personaje de barba y bigote daliniano, cabeza de la familia que fue propietaria de la compañía por más de un siglo (de 1895 a 2008), imaginó un envase distinto que honrara a la bebida diferente que llevaba dentro. Una premium lager con un twist de nacimiento: dos variedades de lúpulo, el ingrediente más pequeño y de mayor impacto de los cuatro componentes base que lleva la cerveza. Por eso a pesar de ser una de las marcas más antiguas –se elabora desde 1615–, Grolsch siempre fue innovadora.

IMG_3749

A los dos años de estar al timón, Theo introduce la mítica swing top que hoy todos asociamos con esta birra. Abrir y cerrar las veces que quieras, sin usar un destapador. La libertad de tomarla donde se te ocurra. Hoy está muy de moda este concepto de pop-up, de disfrutar de momentos efímeros que surgen en lugares inesperados. Desde el “pop” que suena al abrirla hasta la complicidad que genera llevarla con vos a donde vayas…sin derramar una gota de oro líquido. Dorado mediano, sabor vibrante y final crocante. Aroma natural y fresco con una sensación en boca suave.

2. La botella verde también es verde

En su documental Garbage Warrior, el “bio-arquitecto” Michael Reynolds demuestra que uno de los problemas más urgentes que tenemos en las ciudades modernas es la basura. De aquí la importancia trascendental de su proyecto Earthship, que promueve la construcción de viviendas autosustentables a partir de materiales reutilizados, como toneladas de latas de cerveza. Reducir, reciclar y recuperar son los tres verbos clave en esta tarea urgente de salvar al planeta. Buenas acciones que tanto empresarios como consumidores precisamos incorporar.

crear

¿Sabías que Grolsch es una de las firmas cerveceras más eco-friendly? Sus fábricas reutilizan el 99.8% de sus desperdicios. Además, llevan un consumo limitado de agua en la producción. Esta mentalidad ecológica se ve sobre todo en la famosa botella con swing top –que por cierto es verde–, realizada en su totalidad con elementos recuperados. Todo esto sin contar la cantidad de fanáticos de esta cerveza holandesa que reciclan los míticos envases. Esta pequeña botella de vidrio con tapa súper práctica (“el tupper” más higiénico para almacenar bebidas, mucho más que el plástico que puede desprender toxinas) es ideal para rellenar, sin sufrir alteraciones en el sabor de su contenido. Podés recargarlas con agua para tener bebidas frescas en la heladera en dosis personales, que también agilizan e incrementan el consumo de líquido…por tenerlo al paso y a mano.

arte

En los 60 países en los que está presente cosecha una comunidad de seguidores del ambiente artístico. El público arty también utiliza los simpáticos envases de Grolsch para realizar desde lámparas hasta piezas de decoración originales que tienen a la botella como punto de partida. Por cierto, caminando por Buenos Aires podemos toparnos con una obra maestra de upcycling, un arte que también se conoce como supra-reciclaje y consiste en aprovechar materiales reciclables para crear piezas de valor. En la fachada de Desarmadero Bar, que abrió hace un mes en la esquina de Gorriti y Lavalleja, el genial Alfedro Segatori hizo una escultura mural impresionante con chatarra.

reutilizar

3.Pensar fuera de la caja

Hace seis años que Grolsch es la cerveza oficial de Toronto International Film Festival (TIFF). Innovación y creatividad son las dos palabras clave de cualquier manifestación cultural independiente, y son las dos que se tuvieron en cuenta para fundar Grolsch Film Works. En este proyecto audiovisual, la productora elige ciudadanos open-minded para contar sus historias, en una serie de documentales que celebran nuevas ideas y propuestas emergentes como oportunidades de transformación. Para la filmación de los cortos, también convocan a jóvenes realizadores.

El equipo recibe el asesoramiento de un coach consagrado, como por ejemplo Steven Berkoff: un viejo conocido en la dirección cinematográfica y teatral. La primera peli la filmó Giancarlo Sanchez, un talento de la productora CZAR, valorado en el ambiente cinematográfico holandés, ganador del premio Gouden Kalf por su ópera prima Horizon. La figura principal es Colin Vlaar, un personaje cool de Ámsterdam que es surfer, DJ y dueño de la marca de ropa Do Ya Feng. Un outsider que es socio co-fundador del primer skate-café de Europa.

www.youtube.com/watch?v=E0NXdGZjmaE&feature=youtu.be

Otra de las creaciones de Grolsch Film Works es The Fourth Dimension, una colección de tres cortos sobre universos paralelos protagonizados por Val Kilmer y Rachel Korine. Cada segmento de 30 minutos fue creado por un director: Harmony Korine de Estados Unidos, Aleksei Fedorchenko de Rusia y Jan Kwiecinski de Polonia.

www.youtube.com/user/GrolschFilmWorks

Para que la creatividad se entrometa en el paisaje urbano, tienen un programa de becas para artistas rebeldes que miren con nuevos ojos la dinámica de las ciudades y traigan espacios de inspiración para sus habitantes. Grolsch Unseen Residency ofrece una plataforma para potenciar la visibilidad y el impacto de los creativos que apadrina, además de exponer sus obras en el festival de fotografía Unseen Photo Fair.

http://www.grolsch.com/unseen-residency#grolschUnseen-residency/2

Una sociedad sin osadía es una sociedad sin progresos. Hace falta desafiar las tradiciones para hacerle un poco de lugar a un mundo mejor. Nunca hay una sola manera de ver las cosas. Aunque si hay un solo planeta. Y, afortunadamente, muchos vasos (y chopps) medio llenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *